Los directores financieros de las empresas continuamente enfrentan presiones por hacer más eficientes sus operaciones y reducir costos.
Sin embargo, el trabajar diariamente con papel y los procesos manuales de aprobaciones son un obstáculo para ello.

La implementación de un flujo Paperless puede impactar favorablemente a su departamento financiero en los siguientes puntos:

Velocidad en la que se procesa una factura  

  • Descuentos por pronto pago
  • Tiempo en correcciones de facturas
  • Pago de facturas duplicadas

Sin embargo, muchas empresas tienen la misma pregunta

¿Por dónde empiezo?


La respuesta a esta pregunta puede variar según el tipo de negocio con el que esté tratando. Sin embargo, la digitalización de los siguientes tres procesos debería ser una prioridad para cualquier empresa que busque sobresalir en el entorno cada vez más competitivo de hoy.

Cuentas por pagar

¿Por qué los procesos manuales basados ​​en papel son tan dañinos? Cualquier nivel de eficiencia en la gestión de facturas es difícil de lograr cuando se envían facturas en papel. Es común que una factura en papel permanezca en la bandeja de entrada de los aprobadores durante semanas o, a veces, incluso se pierda por completo. Esto da como resultado innumerables horas dedicadas a perseguirlo y daños potenciales a las relaciones con los proveedores.

Con un flujo de trabajo digital, los documentos se mueven a través de su organización de manera eficiente. Su personal recibe una alerta automática de los errores o busca información adicional en lugar de esperar hasta que tengan que corregir los errores.

Auditorías

Si tiene un sistema en papel, las auditorías pueden ser increíblemente frustrantes para usted, su personal y los auditores. Se pueden perder semanas solo en encontrar un documento.

Al tener todo digitalizado, su personal puede responder rápidamente a las solicitudes de los auditores.


Adquisiciones y compras

Los equipos de adquisiciones pueden ahogarse en una gran cantidad de documentos y papeleo, como lo son cotizaciones, órdenes de compra y documentos de su proveedor. Mediante la digitalización de sus procesos, las empresas pueden detectar automáticamente facturas que no coincidan con su orden de compra, organizar cotizaciones y encontrar documentos en cuestión de segundos cuando se requiera.