Las nuevas tendencias globales en cuanto a la preservación de recursos naturales han fijado su atención al consumo de grandes cantidades de papel en los corporativos. Si bien no existe una cantidad exacta de las toneladas de papel utilizadas en una gran variedad de propósitos en las oficinas, ciertamente es una explotación de recursos que ha acabado con los bosques y hay una urgencia de tomar medidas para recuperarlos.

El Paperless o oficina sin papel, es una propuesta de crear procesos en los centros del trabajo, con una reducción máxima del uso del papel. La conversión de los documentos a formatos digitales es la columna vertebral de estos procesos, con lo cual se hace un incremento considerable de productividad, se ahorran recursos económicos, se ahorra espacio y hay una mejora muy grande en las búsquedas de archivos, así como la facilidad de compartirlos. Este concepto mantiene la información sensible mucho más segura y sobre todo, es amigable con el medio ambiente.   

La conversión de una oficina a digital tiene muchísimas ventajas, debido a que las gestiones y procesos en un corporativo se administran desde soluciones integrales de software, y los vuelve más eficientes y seguros. Documentación importante como la que se maneja en el área de facturación, puede prescindir del papel, debido a los desarrollos digitales.  Además, la experiencia de los usuarios se optimiza, los flujos de trabajo mejoran y los equipos y productos asociados al uso del papel (impresoras, tintas, etc.) se ahorran significativamente.  

Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: contacto@thinksmart.com.mx